Uno de los elementos más utilizados en cuanto a pladur se refiere son los falsos techos. Estos se colocan por debajo del techo natural de una estancia u hogar, con el fin de aislarlo de manera acústica o térmica o con fines puramente estéticos. Y es que, debido a sus características visuales, se pueden adaptar a muchas circunstancias distintas. Podemos escoger placas de pladur de muchos colores o matices, por lo que el cliente verá satisfecho, también, su criterio estético.

Los techos de pladur, así pues, son una opción fantástica para acabar de condimentar cualquier tipo de estancia u hogar, aislándolo así de manera térmica y acústica y con una estética general que se adapta a casi cualquier circunstancia.

¿Conoces los diferentes tipos de techos falsos de pladur?

En este artículo, te explicaremos las clases que existen en el mercado y cuales son las que más se pueden adaptar a cada situación. Como vemos, la variedad del pladur sigue siendo una de sus mejores características a la hora de realizar casi cualquier tipo de obra.

Techos de pladur continuos

Los falsos techos continuos están formados por placas atornilladas a una estructura de perfiles. Estas placas de pladur están construidas a base de un yeso recubierto por capas de celulosa. Así se consiguen superficies lisas a punto para ser pintadas, un resultado verdaderamente efectivo para un falso techo.

Las grandes características de este material hacen que no sea inflamable, que sea un buen aislante térmico y que regule de forma natural la humedad. Por lo tanto, es una opción muy buena si lo que queremos es un buen confort en el hogar así como el aislamiento adecuado. Sería adecuado tanto para casas como para grandes espacios, siempre que tengamos claras las características de cada estancia.

Techos de pladur desmontables

Los techos desmontables, por su parte, son mucho más prácticos para oficinas o lugares donde la estética general no es tan importante. Son placas individuales que se apoyan sobre perfiles lacados, fácilmente manipulables de manera independiente y con un fácil acceso al techo. Estos techos no necesitan acabados ni pintados, y es que no se agrietan en ningún momento.

En cuanto a diseños existen muchas variantes distintas, por lo que podremos escoger aquel que más se adapte a cada una de las situaciones que nos encontremos. Pese a ello, y tal y como se ha descrito con anterioridad, debemos tener en cuenta que no estaríamos hablando de un falso techo donde la estética sea el elemento principal.

Como vemos, básicamente, tendremos que tener en cuenta cual es la ubicación donde situaremos nuestro techo falso de pladur. Como hemos estado explicando en otros artículos, el pladur es un material de muy fácil construcción que nos servirá para hacer obras muy limpias y rápidas. Es por eso que es una solución muy utilizada en la actualidad, tanto por parte de particulares como empresas.

Son muchas las propiedades que hacen que el pladur sea uno de los mejores materiales a utilizar siempre que queramos instalar algún tipo de techo o pared.

¿Necesitas más información?

Para cualquier consulta llámanos sin compromiso al 937 412 857 o contacta con nosotros por correo electrónico.

Comentarios

Comentarios

¿Te ha parecido este, un artículo 5 estrellas? Déjanos tu valoración:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

C/ Batista i Roca, 14 Mataró (Barcelona)C/ Batista i Roca, 14 Mataró (Barcelona)

937 412 857 - Copyright BigMat Mataró 2016 - Aviso Legal / Política de Privacidad / Política de cookies

C/ Batista i Roca, 14 Mataró (Barcelona)C/ Batista i Roca, 14 Mataró (Barcelona)

937 412 857 - Copyright BigMat Mataró 2016 - Aviso Legal / Política de Privacidad / Política de cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies
Formulario Lateral – ES
close slider

¿En qué podemos ayudarte?